Dios de la VIDA

Otra vez vuelvo con el tema
de la centralidad de la vida
para descubrir a Dios.

La dogmática, la teología formal,
nos han ofrecido a Dios
como una razón organizada y sistemática,
cuando el ser de Dios, es una explosión de vida.
A esta luz podemos hablar no de teología,
sino de vidalogía.
No el estudio, ni la reflexión sobre Dios en sí mismo,
que nos vuelve a encerrar en el círculo de la dogmática,
sino Dios en la vida,
Dios vida.
Su acontecer implicado en nuestra historia.
A mayor deseo de encuentro con Dios,
mayor inmersión en la realidad,
en el proceso histórico del vivir.
Como decía Ignacio Ellacuría
" la densidad de lo real es un espacio de encuentro con Dios".
Conviene, pues, entender vidalogía,
no como un discurso sobre Dios,
sino como una hermenéutica de la vida cotidiana,
de la historia, de nuestras historias,
donde habita Dios
y donde nos sorprende su presencia.

El Dios de Vida es el hilo conductor de la Biblia.
Desde el Deuteronomio 30,19 "Elige la Vida",
al Apocalipsis 1,18 "Yo soy el que vive",
toda la historia del pueblo de Dios
es el relato de una oferta de vida
siempre amenazada por la oscuridad de la muerte.
Es el relato del paso (Pascua)
de la casa del templo a la casa de la vida,
recordando las palabras de Jesús hablando de su cuerpo
"destruyan este templo y lo edificaré en tres días "
o el símbolo de los últimos momentos de Jesús
cuando ante su muerte se transforma la realidad antigua
"y el velo del templo se rasgó"
y recordando también las palabras de los ángeles a las mujeres:
"No busquen entre los muertos, al que vive".
Como dice Mt. 25 nuestra responsabilidad y lugar
no es ante el templo ni en el templo,
sino ante el que tiene hambre,
al que vimos desnudo,
junto al preso, o al enfermo.
Moralismo, legalismo, ritualismo,
fueron declarados por Jesús como usurpadores de la vida,
de la energía creativa,
de la espiritualidad vital.
Jesús se irritaba con los fariseos
porque le sobraba ley y le faltaba vida.

Por último,
es importante desmitificar la exégesis
que en mucho de los casos se concibe
a partir de lo académico
y pierde mucho lugar en la historia de la cotidianidad.
Como decía el pastor Philippe Potter,
la Biblia en una mano y el periódico en la otra.

Puedes comunicarte a emariv39@gmail.com

[POESÍA]


© Copyright María Luisa Navarro - 2017