Cada día contiene la vida entera

"Quién observa el viento no siembra,
quien mira las nubes no cosecha"
Eclesiastés 11,4

La realidad está ahí y nos llama.
Cada día contiene la vida entera.
Un relato Zen:
En busca de la sabiduría llega al monasterio
y le pide a su maestro:
"Por favor enséñame como ser sabio".
El maestro pregunta a su discípulo:
"¿Has comido ya tu arroz?" .
El discípulo responde: "Sí, lo he comido".
"Ahora ve, le replica el maestro, y lava tu tazón".

El proceso del aprendizaje tiene caminos diversos.
Por ejemplo el modelo platónico griego
insiste en que el conocimiento se obtiene
en el acto de "distanciarse" uno mismo de la experiencia.
Hay otro camino, el de la inmersión en la experiencia.
Pensar lo que hacemos y hacer lo que pensamos.

La natalidad es un principio sobre la mortalidad.
Lo real de ser, de vivir,
de haber nacido aquí y de este modo
es el centro de nuestros pensamientos,
más que la mortalidad que aún no nos sobreviene.
Cada acto es una réplica del nacimiento
con todo su riesgo y novedad.
"Hay otro mundo, decía el poeta Paul Eluard, pero está en este".

La poesía tiende un puente entre lo visible y lo invisible
aludiendo a una unidad de fondo en las experiencias,
en la realidad.
Por ello es necesario recuperar apasionadamente
el pensamiento poético y que sean los poetas
quienes nos hablen de la vida, del ser, del mundo,
devolviéndole su profundidad y unidad.
Reconciliar lo que conocemos con la cabeza
y lo que sentimos con el corazón:
crecer senti-pensantes.
Decía Agustín de Hipona,
"si quieres conocer a alguien no le preguntes lo que piensa,
sino lo que ama".

Puedes comunicarte a emariv39@gmail.com

[POESÍA]


© Copyright María Luisa Navarro - 2016